mayo 2020

27
May

1 Corintios 2

Aquí Pablo hace un contraste entre la sabiduría divina y la admirada sabiduría de la clase gobernante. Dios se ha complacido en revelar su sabiduría por medio de su Espíritu a los apóstoles, a nosotros dice Pablo; 1 Corintios 2:10. El nosotros que se implica en los versículos 6, 7, 13 y 16 no se refiere a los cristianos de Corinto cuyo comportamiento, según se describe en esta carta, era carnal. Tampoco se refiere a los cristianos en general, sino antes bien al ministerio especial de los apóstoles.

Pablo declara que él habla no sólo el evangelio, sino la sabiduría de Dios; 1 Corintios 2:6-8. Esta se habla entre los que han alcanzado madurez, es decir, entre aquellos que se han perfeccionado en la experiencia y el conocimiento cristiano, en contraste con los niños en Cristo, menos maduros en el crecimiento cristiano. Los virtuosos y aclamados oradores de la época utilizaban esta expresión relacionándola con ellos mismos, y sostenían que hacían que sus alumnos también lo fueran.

Ellos serían los futuros regidores de ciudades y estados. Es muy posible que Pablo tuviera esto en mente, cuando dice lo que su sabiduría no es: no es la sabiduría de la edad presente, ni la de los príncipes de esta edad, que perecen. Luego define lo que sí es.

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.

20
May

El soldado de Dios

Con frecuencia encontramos en las Sagradas Escrituras *analogías (Mateo 8:9; 2 Timoteo 2:3-6) para describir nuestra actividad al servicio de Dios. En esta ocasión vamos a centrar nuestra atención en la analogía de la milicia, en concreto, en la del soldado y su armadura. Como en la mayoría de las disciplinas existe un manual de entrenamiento, también en la milicia cristiana existe un manual de entrenamiento, que no es otro que la Palabra de Dios; 2 Timoteo 3:16,17.

El objetivo de este estudio es el de preparar en la milicia cristiana a todos los que conforman el ejército de Dios, por medio de las Sagradas Escrituras. Los manuales militares tienen que ser actualizados, debido a los avances en la tecnología armamentística, pero no así la Palabra de Dios por ser inmutable; Isaías 40:8. Mientras mejor conozcamos la Palabra de Dios (manual de entrenamiento), mejor podremos servir a Dios como parte de la milicia cristiana.

Sea que nos guste o no, nosotros fuimos tomados por soldados cuando nos convertimos a Jesucristo, y nacimos de nuevo en la familia de Dios, y es nuestro deber agradar del griego areskó a aquel que nos tomó por soldados; 2 Timoteo 2:4. De hecho, se espera del soldado de Dios que sea bueno, del griego kalós, es decir, bien adaptado a sus circunstancias o fines en el desempeño de la milicia; 2 Timoteo 2:3.

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.

17
May

1 Corintios 1

Pablo llegó a Corinto en el año 50 d.c, y en ese momento hacía más de un siglo que la ciudad era colonia romana. Anteriormente había sido una ciudad griega orgullosa de su historia, pero había sido destruida por Mummio en el año 146 a.c, luego de un conflicto con Roma, y permaneció en ruinas durante 100 años. Cuando Julio César decidió transformarla en una colonia romana en el año 44 a.c, el nuevo plano de la ciudad se trazó según el tradicional estilo romano.

Así, la ciudad fue el lugar donde se estableció el gobernador romano de la provincia de Acaya y pronto llegó a tener una población mayor que la de Atenas. Aunque fue fundada como “base militar”, complementada con algunos libertos de Italia, rápidamente se consolidó como un centro cultural y comercial.

Algunas de las familias pudientes de Grecia se sintieron atraídas por Corinto y se establecieron en los bellos suburbios residenciales en las laderas del enorme crestón rocoso a 545 metros, conocido como Acrocorinto, “el punto alto de Corinto”. Estas familias se contaron entre los benefactores cívicos más importantes de la ciudad. Las inscripciones dan evidencias de muchos de ellos que se encontraban entre los más sabios, los de más noble cuna y los más poderosos. A comienzos de la era cristiana los *juegos ístmicos habían comenzado nuevamente a realizarse bajo sus auspicios.

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.