Salmos 11:3

Salmos 11:3

Si fueren destruidos los fundamentos

Este es un salmo en el que lo que se plantea, es como debe actuar el justo ante las malas noticias. En el caso del salmo, las malas noticias eran para David. Estaban relacionadas con la fractura de la ley y el orden social (fundamentos). Pero, ¿que debía hacer David?, ¿escapar al monte cual ave?

David dice: «Jehová tiene en el cielo su trono; sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres»; Salmos 11:4. Lo que significan estas palabras, es que Dios está observando las acciones de los hombres. En el caso del justo, para saber si ha de seguir o no la justicia, en tales circunstancias.

David es consciente, de lo que Dios espera del justo. Considera que Dios prueba al justo en tales circunstancias, y que la paciencia (perseverancia), producto de la prueba, ha de ser su estandarte. Como dijera Job, «mi justicia tengo asida, y no la cederé»; Job 27:6. Eso es lo que ha de hacer el justo, no ceder su justicia, bajo ninguna circunstancia.

Más versículos