Salmos 55:22

Salmos 55:22

No dejará para siempre caído

Que el justo se derrumba (cae) en ocasiones, es un hecho irrefutable por las Escrituras. Este salmo fue escrito por el rey David, cuando dos de las personas más cercanas a él lo traicionaron, su hijo Absalón y su consejero Ahitofel. Esto hizo que David se derrumbara, bajo la angustia de un golpe tan amargo y doloroso.

Esto no significa que David se quedó así para siempre. Dios le ayudó a sobreponerse de tan amargo y doloroso golpe. Es cierto que a veces cuando nos derrumbamos, pensamos en que difícilmente conseguiremos sobreponernos. Para recibir el aliento necesario en esos momentos, es que David fue inspirado por el Espíritu Santo a escribir que Dios no nos dejará así.

No podemos evitar sufrir decepciones, traiciones, y todo tipo de situaciones que contribuyen a que nos derrumbemos. Ni siquiera Jesús pudo evitarlo. Pero tampoco podemos ignorar, que en todas estas situaciones, contaremos con Dios para sobreponernos.

Más versículos