Salmos 73:25

Salmos 73:25

¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

Hay momentos determinados en la vida en los que creemos que necesitamos lo que otros tienen para sentirnos realizados o satisfechos, como si el poseer bienes temporales de este mundo lo fuera todo para la completa felicidad. Pero, si Dios es todo lo que tienes, entonces tienes todo lo que necesitas.

Nada en la tierra puede proporcionarnos mayor felicidad que la que nos proporciona Dios. Tener a Dios en nuestros corazones es suficiente, porque de su plenitud tomamos cada día.

MÁS VERSÍCULOS