Salmos 91:1

Salmos 91:1

El que habita al abrigo

La frase habitar al abrigo, denota proximidad. Es decir, todos buscamos estar cerca de quien nos brinde, intimidad, seguridad, confidencialidad, en un lugar secreto. Para esto no encontraremos a nadie mejor que a Dios. Jesús ilustra esto diciendo: «entra en tu aposento (lugar secreto), y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto»; Mateo 6:6. Lo ilustra, porque Jesús también buscaba la proximidad e intimidad con el Padre en lo secreto, la cual encontraba siempre en el monte, porque para Jesús el monte era su lugar secreto.

En palabras del salmista, el que busca esa proximidad con Dios, la encuentra, pues dice: «morará bajo la sombra del Omnipotente». Dios corresponde a todo el que busca estar cerca de él.  En esa proximidad y comunión, es que podemos experimentar, lo alto y poderoso que es Dios, pues así el salmista lo revela, al mencionar a Dios por los títulos Elyon (Altísimo) y Shaddai (Todopoderoso). Aprovecha la oportunidad de estar cerca de Dios.

Más versículos