Romanos 10

En Romanos 10:1-4 Pablo explica con mayor detalle este “tropiezo” de los judíos en Jesús. Después de reafirmar su profundo anhelo por la salvación de sus hermanos y hermanas judíos; Romanos 9:1-3, Pablo destaca el error de los judíos en no tener un conocimiento de los caminos y los propósitos de Dios que sea comparable a su indiscutible celo.

Utilizando la imagen de la carrera vista en Romanos 9:30-33, Israel corría afanosamente, pero no se dirigía hacia la verdadera línea de llegada de la carrera. Esa línea de llegada es la justicia de Dios — gr. ten tou theou dikaiosunen — y, como en Romanos 1:17 y en Romanos 3:21, 22, se refiere a la acción de Dios de colocar a las personas en una relación correcta con él. Concentrados en la persecución de su propia justicia, la justicia que viene por obras; Romanos 9:32, y por la ley; Romanos 10:5, los judíos no se han sometido a Dios, ni han querido aceptar en fe, la manera en que Dios relaciona a las personas con él.

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.

Comments are closed.