Romanos 15

La conclusión del ruego de Pablo por tolerancia en la iglesia romana se da en cuatro partes: un llamado final a los fuertes; Romanos 15:1-4; una oración por la unidad de todos los cristianos en Romanos 15:5,6; un último ruego (con apoyo bíblico) tanto a débiles como a fuertes Romanos 15:7-12; y una oración final Romanos 15:13.

Los versículos 1-4 están estrechamente relacionados con Romanos 14:13-23, ya que Pablo, utilizando la palabra por primera vez, insta a los fuertes a sobrellevar las flaquezas de los débiles. El uso de la primera persona plural (somos) muestra que Pablo se incluye dentro de los fuertes. La expresión sobrellevar — gr. bastazein — sugiere que los fuertes deben hacer algo más que simplemente tolerar a los débiles: deben ayudarlos en una actitud de amor; Gálatas 6:2. Esto se confirma en los versículos 2 y 3, que desarrollan la advertencia de Pablo, al final del versículo 1, de no agradarnos a nosotros mismos.

La motivación a agradar al prójimo nos recuerda el mandato del amor; Romanos 13:9; Levítico 19:18, y la alusión a Cristo de entregarse como sacrificio para beneficiar a otros. La cita del versículo 3b proviene de un salmo que los escritores del Nuevo Testamento aplican frecuentemente a los sufrimientos de Jesús; Salmos 69; Marcos 15:23,36; Juan 2:17; 15:25; 19:28, 29; Hechos 1:20. El recordatorio de Pablo en el versículo 4, sobre la importancia permanente de lo que fue escrito anteriormente, tiene el propósito inmediato de justificar la cita en el versículo 3, pero también es cierto como principio general.

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.

Comments are closed.