Epístolas Paulinas

13
Jun

Romanos 8

Este capítulo tiene una conexión principal y dos subordinadas con la primera parte del anterior. El ahora pues, con que Pablo comienza, sugiere que está sacando una conclusión de lo dicho anteriormente. Tanto el vocabulario como el contenido del versículo 1 señalan al final del capítulo 5 como base de esta conclusión.

El argumento de Pablo fue que los creyentes en Cristo están libres de la condenación — gr. katakrima—; Romanos 5:16 y 18, producida por Adán, porque han sido unidos a Jesucristo. Es éste el concepto que Pablo, luego de su digresión en los capítulos 6 y 7, reitera ahora: Ninguna condenación — gr. katakrima— hay para los que están en Cristo Jesús. Pero hay otros dos puntos de contacto: se disciernen a partir del contraste deliberado que Pablo crea entre la situación de estar “bajo la ley”; Romanos 7:7–25, y el estar “bajo el Espíritu”; Romanos 8:2–4,7, y en la elaboración que realiza en el capítulo 8 de la breve mención de “lo nuevo del Espíritu”, en Romanos 7:6b.

Para el creyente en Cristo la liberación de la condenación —la pena de muerte debida al pecado bajo el cual viven todas las personas— se produce en virtud de nuestra unión con Cristo; Romanos 5:12–21. Los versículos 2–4 explican en mayor detalle que esta liberación fue lograda por el Dios trino: el Padre envía al Hijo como ofrenda por nosotros (3), sobre la base de lo cual el Espíritu nos libera del poder del pecado y de la muerte (2), y nos asegura el completo cumplimiento de la ley en nuestro favor (4).

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.

13
Jun

Romanos 7

La idea principal en este capítulo es muy similar a la del capítulo anterior. Así como en el capítulo 6 los cristianos, por medio de la unión con Cristo, “mueren al pecado” y se convierten en “esclavos de Dios” obteniendo como beneficio la santidad, en el capítulo 7, por medio del cuerpo de Cristo, han muerto a la ley y se unen con Cristo para poder llevar fruto para Dios. Pablo sugiere que la ley mosaica, como el pecado, es en cierta forma un “poder” del viejo régimen de la historia de la salvación, del cual los cristianos deben ser liberados para que puedan disfrutar la vida en el nuevo régimen de justicia y vida inaugurado por Jesucristo. El Apóstol ha sugerido ya esta idea en 6:14,15. Estos versículos le presentan la ocasión inmediata para tratar el tema del capítulo 7.

El primer párrafo presenta el énfasis central del capítulo; Romanos 7:1-6. Pero la perspectiva negativa de Pablo sobre la ley mosaica en esos versículos lo lleva a agregar una importante digresión, en la cual afirma el origen divino y la bondad de la ley, y discurre sobre la forma en que la ley ha llegado a tener un efecto tan negativo sobre la historia de la salvación.

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.

13
Jun

Romanos 6

La insistencia de Pablo, en cuanto a que los cristianos que están justificados serán infaliblemente salvos de la ira de Dios, a causa de su transferencia en unión con Cristo al reino de la gracia y de la vida, genera la pregunta respecto del pecado en la vida del cristiano. ¿No tiene el pecado poder como para interrumpir este proceso, para evitar que el creyente justificado obtenga la gloria y salvación final? En el capítulo 6 Pablo trata esta pregunta, y la responde afirmando que los creyentes no sólo están librados en Cristo de la pena del pecado —justificados— sino del poder del pecado también: santificados. Sin minimizar la continua amenaza que presenta el pecado para vivir cristianamente, Pablo insiste en que el creyente en Cristo ha sido colocado en una relación absolutamente nueva con el pecado, una relación en la cual el pecado ya no tiene poder para “señorear” sobre nosotros, tenernos esclavizados a él; Romanos 6:6,14,18,22. A través de este capítulo Pablo describe la experiencia cristiana en términos de la transferencia de un “régimen” o “reino” a otro. El llegar a ser un cristiano, afirma Pablo, significa ser liberado del antiguo régimen dominado por Adán; Romanos 5:12–21, el pecado (capítulo 6), la ley (capítulo 7) y la muerte (capítulo 8); y ser introducidos al nuevo régimen dominado por Cristo; Romanos 5:12–21; 7:1–6, la justicia (capítulo 6), el Espíritu; Romanos 7:6,8, la gracia; Romanos 6:14,15, y la vida Romanos 5:12–21; 6:4; 8:1–13.

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.

13
Jun

Romanos 5

Pablo comienza una nueva sección de su carta aquí. Esto está demostrado por la frase de transición “justificados, pues, por la fe” y la que sigue a esta “nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios”.

Como un eco que se transmite a través de los capítulos 5–8, hay una pregunta generada por la tensión entre la enseñanza de Pablo en cuanto a que una persona es justificada delante de Dios en el instante que cree, y la verdad bíblica de que es necesario aun enfrentar un día de juicio divino. ¿Cómo se relacionan entre sí estas dos verdades? ¿Puedo yo estar seguro de que mi justificación actual será válida en el día del juicio? A esta pregunta, Pablo responde en este párrafo con un resonante “¡sí!”: Nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios; Romanos 5:2b, y la esperanza no acarrea vergüenza Romanos 5:5a. En estas afirmaciones se halla el corazón de este párrafo.

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.

13
Jun

Romanos 4

Pablo continúa desarrollando el tema que inicio en el capítulo anterior acerca de la justificación por la fe, haciendo referencia a la historia de Abraham. Por dos razones era importante para Pablo citar a Abraham en este punto coyuntural.

Primera, el judaísmo ponía en alto a Abraham pero tendía a verlo como un gran pionero de la “piedad de la Torah”, un hombre que agradaba a Dios, sobre todo debido a su obediencia a la ley.

Segunda, Abraham, el receptor de la promesa de Dios y el antepasado de los judíos, ocupa un lugar crucial en la historia de la salvación en el Antiguo Testamento. Esto era particularmente así en el pensamiento de Pablo, porque él veía que uno de los errores fundamentales de sus contemporáneos judíos era el de resaltar el pacto mosaico a expensas del previo acuerdo de Dios con Abraham; Gálatas 3:15–18. Pablo necesita, entonces, citar a Abraham para demostrar que su hincapié en la justificación por la fe no es una doctrina nueva y revolucionaria, sino lo que las Escrituras enseñan desde el principio. Y, además, Pablo utiliza a Abraham para dejar absolutamente claro qué es exactamente la fe

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.

13
Jun

Romanos 3

El Antiguo Testamento frecuentemente utiliza el término justicia — heb. sedeq— , que se traduce en la LXX Septuaginta (versión griega del AT) con la misma palabra —gr. dikaiosune— para referirse a la fidelidad de Dios; Salmo 31:1; 36:5,6; Isaías 38:19; 63:7. Los estudiosos a menudo afirman que esta fidelidad se refiere al compromiso de Dios de llevar a cabo sus obligaciones positivas dentro del pacto con Israel. Pero muchos textos sugieren un concepto más básico, en el cual la fidelidad de Dios es para con su propia persona y palabra; y en algunos de estos contextos la “justicia” de Dios se manifiesta en su juicio justo y equitativo de los pecados de su pueblo; Salmo 67:4; 94:15; Isaías 5:16; 10:22.

Dado que el versículo 4 ha proclamado que Dios actúa “correctamente”, o es correcto — gr. dikaiotes— en su castigo del pecado, esta idea más fundamental de la justicia de Dios debe estar presente en el versículo 5. El fracaso de los judíos en obedecer la palabra de Dios les ha acarreado juicio, y de este modo ha destacado la fidelidad de Dios a su palabra que advierte del juicio sobre el pecado. Pero, fuera cual fuese el resultado positivo del pecado, Dios nunca es injusto por castigarlo. El juzgará al mundo, y lo hará en estricta justicia; Génesis 18:25; Job 8:3; 32:10–12.

Esto es un extracto del estudio publicado. Si lo desea obtener completo, le facilitamos la descarga.