Gálatas 6:7

Dios no puede ser burlado

La afirmación «Dios no puede ser burlado» no significa que los hombres no se burlen (traten con desprecio) de él, sino que es imposible engañar a Dios, quién discierne las intenciones y los pensamientos del corazón.

Siendo esto así, ¿cómo entender que haya personas que pretendan engañar a Dios? En ocasiones, Dios les hace creer a algunos que lo están engañando, y esto los incentiva a seguir con sus absurdas pretensiones. Pero en realidad, «el Señor se ríe de él; porque ve que viene su día»; Salmos 37:13.

Nadie que ha pretendido engañar a Dios alguna vez, lo ha conseguido. El rey Acab fue el más osado en esto. Sabiendo que Dios conocía sus intenciones, aún así trato de engañar a Dios, disfrazándose, pero no consiguió engañar a Dios; 2 Crónicas 18:29-34. El disfraz no le sirvió, ni sirve para engañar a Dios.

Más versículos

Versículos Relacionados