Romanos 5:5

La esperanza no avergüenza

La esperanza es lo que se espera. En este caso y según el contexto, lo que esperamos es la gloria de Dios, de la cual, por haber pecado todos estábamos destituidos, como está escrito, «por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios»; Romanos 3:23.

Y aunque en la espera tenemos que pasar por tribulaciones y pruebas, nuestra esperanza no es en vano, no defrauda ni desilusiona, porque está fundamentada el algo tan grande como el amor de Dios, pues el apóstol dice: «Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros»; Romanos 5:8.

¿Cómo no hemos  de esperar la gloria de Dios, ante tal manifestación de amor? «El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?»; Romanos 8:32. No desfallezcamos, no desmayemos, esperemos la gloria de Dios que en nosotros a de manifestarse.

Más versículos

Versículos Relacionados