Juan 6:37

Juan 6:37

Al que a mí viene, no le hecho fuera

Al que a mí viene es la forma de Jesús decir, quienquiera. Esto se corresponde con la imparcialidad de Jesús, en relación a la forma de tratar a todos los hombres. Nadie puede manifestar por tanto, que no ha gozado de la oportunidad de tener una relación personal con Jesús. «Al que a mí viene», no excluye a nadie.

La enfática declaración negativa «no lo hecho fuera» debe entenderse como una seguridad de que Jesús no desechará al que llega a él. Leemos en reiteradas ocasiones y de diferentes tipos de persona (un centurión, un  hombre, una mujer, un leproso) la frase «vino a él», y en ninguna de ellas (ocasiones) Jesús desechó al que vino a él.

La voluntad del Padre es que no se pierda nada de lo que llegue a Jesús, sin importar su identidad, raza o color. Somos todos igual de importantes para Dios. Sólo hay que llegar ante Jesús.

Más versículos