Lucas 5:31

Lucas 5:31

Los que están sanos no tienen necesidad

Estas palabras de Jesús, fueron pronunciadas en respuesta a la descalificación que sufrió por parte de los escribas y fariseos. Consideraban a Jesús impuro, por el hecho de comer con quienes ellos consideraban impuros. Pero Jesús comía con ellos, porque los consideraba como realmente correspondía, como a enfermos, y no meramente como impuros.

Jesús se compara a sí mismo con un médico que va donde más se le necesita. Es tan absurdo que Jesús rehúse tratar con pecadores (enfermos) públicamente reconocidos, como que un médico se niegue a tratar a un enfermo.

Los escribas pensaron que destruirían la reputación de Jesús llamándolo amigo de pecadores. Pero eso que ellos querían designar como una injuria, ha venido a ser un tributo de amor por ellos. Jesús siempre seguirá estando cerca de aquellos que están enfermos, aunque sea descalificado por ello.

Más versículos