Probervios 8:17

Cuando buscamos algo, nuestro mayor deseo es encontrarlo, aunque no siempre conseguimos hacerlo, pues en muchos casos no tenemos ninguna garantía de encontrar lo que buscamos. Eso no nos ocurre en la búsqueda de Dios, porque en ella hay garantía de encontrarlo, al contar con la afirmación de Dios que dice: “Me hallan los que temprano me buscan“.

El contar con la garantía de encontrarlo es un incentivo para que lo busquemos con diligencia (temprano), porque en esta búsqueda no hay frustración de ningún tipo, tan sólo una enorme alegría y satisfacción producida por hallarlo. Nada produce mayor deleite y regocijo que encontrar a Dios.

Más versículos

Versículos Relacionados